un ramillete de 7 flores

Los solsticios son mágicos porque nos ayudan a recordar lo que casi hemos olvidado.

Mi amiga Maria A. de Estocolmo cuenta que, en Suecia, en víspera de San Juan, las chicas hacen cada una un ramillete compuesto de siete tipos diferentes de flores de campo, lo ponen debajo de la almohada y esa noche, cuando duerman sobre él, soñarán con su futuro marido ….

En Euskadi, el día de San Juan, los portones de los caserios y las puertas de las tiendas se adornan con ramas de un árbol  mágico en Euskal-Herria, leizarra, el fresno.
Y
en medio del verde de las hojas alguien con un sentido artístico más agudo, se atreve a introducir una flor como nota de color.

Dicen que se hace para favorecer una buena cosecha …

Dejemos de lado los significados. El culto al solsticio es tan antiguo como el ser humano y  su significado habrá variado con el sucederse de las culturas y las civilizaciones.

Concentrémonos en el gesto. Un gesto que nos sirve para espantar el miedo a la incertidumbre del futuro y propiciar las cosas buenas. ¿Os imagináis la ilusión de las suequitas que, guiadas por su propio sentido de la estética, escogen las flores que compondrán su bouquet? ¿Os imagináis el esmero de los hombres y mujeres dedicados a escoger las ramas de fresno que decorarán sus puertas?

…  y las personas se van contagiando unas a otras por ese sentimiento de plenitud que emana de la belleza de los gestos y de la belleza que les rodea y todos terminan con una sonrisa en la cara.

Milenio tras milenio las personas siguen repitiendo estos gestos porque evidentemente es un método que da resultado.

¿Será que, instintivamente, todos nosotros sabemos que hacer gestos dedicados a crear belleza con el fin de zambullirnos en ella y vivir en ella, sirve para atraer y ganarse la benevolencia de algo más poderoso que nosotros y tener así una vida feliz y plena?

LANDABERRI 21

en el libro “Felici i Felici” de Yasmina Reza, uno de los personajes està viajando en tren y cuando atraviesa la periferìa de una ciudad se fija en una casita de ladrillos rojos con geranios en las ventanas y piensa  -”en esa casa alguién ha decidido que hay que ser felices”

¿la felicidad, se puede decidir? ¿una parte de nosotros tiene que decidir ser felices para poder serlo? ¿hay que tener una disposiciòn de ànimo para la felicidad?

y, los geranio, ¿evocan la felicidad?

A. en el Pais de las Maravillas

 

…había puertas alrededor de todo el vestíbulo, pero todas estaban cerradas con llave, y cuando A. hubo dado la vuelta, bajando por un lado y subiendo por el otro, probando puerta a puerta, se dirigió tristemente al centro de la habitación, y se preguntó cómo se las arreglaría para salir de allí.  De repente se encontró ante una mesita de tres patas, toda de cristal macizo. No había nada sobre ella, salvo una diminuta llave de oro, y lo primero que se le ocurrió a A. fue que debía corresponder a una de las puertas del vestíbulo. Pero, ¡ay!, o las cerraduras eran demasiado grandes, o la llave era demasiado pequeña, lo cierto es que no pudo abrir ninguna puerta. Sin embargo, al dar la vuelta por segunda vez, descubrió una cortinilla que no había visto antes, y detrás había una puertecita de unos dos palmos de altura. Probó la llave de oro en la cerradura, y vio con alegría que ajustaba bien. A. abrió la puerta y se encontró con que daba a un estrecho pasadizo, no más ancho que una ratonera. Se arrodilló y al otro lado del pasadizo vio el jardín más maravilloso que podáis imaginar.

 


¡Qué ganas tenía de salir de aquella oscura sala y de pasear entre aquellos macizos de flores multicolores y aquellas frescas fuentes! Pero ni siquiera podía pasar la cabeza por la abertura. «Y aunque pudiera pasar la cabeza», pensó la pobre A., «de poco iba a servirme sin los hombros. ¡Cómo me gustaría poderme encoger como un telescopio! Creo que podría hacerlo, sólo con saber por dónde empezar.» Y es que, como veis, a A. le habían pasado tantas cosas extraordinarias aquel día, que había empezado a pensar que casi nada era en realidad imposible.

De nada servía quedarse esperando junto a la puertecita, así que volvió a la mesa, casi con la esperanza de encontrar sobre ella otra llave, o, en todo caso, un libro de instrucciones para encoger a la gente como si fueran telescopios. Esta vez encontró en la mesa una botellita («que desde luego no estaba aquí antes», dijo A.), y alrededor del cuello de la botella había una etiqueta de papel con la palabra «BÉBEME» hermosamente impresa en grandes caracteres.

A. se atrevió a probar el contenido, y, encontrándolo muy agradable (tenía, de hecho, una mezcla de sabores a tarta de cerezas, almíbar, piña, pavo asado, caramelo y tostadas calien-tes con mantequilla), se lo acabó en un santiamén.

¡Qué sensación más extraña! —dijo A.—. Me debo estar encogiendo como un telescopio.

Y así era, en efecto: ahora medía sólo veinticinco centímetros, y su cara se iluminó de alegría al pensar que tenía la talla adecuada para pasar por la puertecita y meterse en el maravilloso jardín. (…)

Después de un rato, viendo que no pasaba nada más, decidió salir en seguida al jardín. Pero, ¡pobre A.!, cuando llegó a la puerta, se encontró con que había olvidado la llavecita de oro y, cuando volvió a la mesa para recogerla, descubrió que no le era posible alcanzarla. Podía verla claramente a través del cristal, e intentó con ahínco trepar por una de las patas de la mesa, pero era demasiado resbaladiza. Y cuando se cansó de intentarlo, la pobre niña se sentó en el suelo y se echó a llorar.

«¡Vamos! ¡De nada sirve llorar de esta manera!», se dijo A. a sí misma, con firmeza.

 

 

Sherlock Holmes y las flores

… dice Sherlock Holmes ….

” … A mi me parece che nuestra certidumbre suprema de la bondad de la providencia està en las flores. Todas las demàs cosas: nuestras facultades, nuestras ansias, nuestro alimento, son, en realidad, necesarios para nuestra existencia en primera instancia. Pero esta rosa constituye un extra. Su aroma y su color son un embellecimiento de la vida, no condiciòn indispensable de élla. Unicamente la bondad da màs de lo obligado, y por eso digo que de las flores podemos derivar grandes esperanzas …”

A. en Amsterdam

in ogni buchino del marciapiedi crescono dei fiori

fiori

gente che, quando camini, ti guarda negli occhi e ti sorride

fiori

meraviglioso Van Gogh

fiori

coraggiose mamme che vanno in bicicletta con una castello di figli sopra, anche quando sta piovendo

fiori

turisti increduli, a bocca aperta che guardano le prostitute che, ” in deshabillé, sedute vicino alle finestre in poltrone piene di cuscini sembrano grande gatte annoiate” dice Milan Kundera nel suo libro libro L’insoportabile leggerezza del Essere. A me mi facevano venire in mente i grandi pezzi di carne appessi da quei grandi uncini di acciaio che si vedono nelle macellerie.

fiori

un cielo ampio e pieno di luce. Una luce che rende tutto vibrante e crea una profondità di colori che fa grandi contrastasti e allo stesso tempo e riposante per gli occhi. Meraviglioso.

fiori

Vermeer

fiori

la ceramica di Delf

fiori

un freddo terribile

fiori

nei caffé, sul tavolo, mettono una ciotola con zucchero bianco, zucchero di canna e cicchi di cioccolato

fiori

patate fritte …. ottime!!!

fiori

grandi finestre senza tende che diventano vetrine da mettere in mostra qualcosa di stupefacentemente bello così che chi passa per la strada rimane a bocca aperta ( e si può anche sbirciare un pò dentro le case che sono bellissime ……)

fiori

tantissime gallerie d’arte e rigattieri

fiori

un giardini nascosto dietro a una piccola porta di legno nella piazza Spui dove in questo momento spuntando i mughetti

fiori

canali e canali e barche che sembrano giardini gallegganti

fiori

penso e a me stessa, morta di freddo, che insieme alla mia amica Thij mangio la migliore zuppa di carote che ho mai assaggiato e dicco, ma … come é possibile che, ad Amsterdam, con quel freddo e quella pioggia, in inverno, la lavanda sia in fiore?

LANDABERRI 20

…. y si después de haber rozado una planta de ortiga sentìs picor, basta frotar la zona con algunas hojas de menta y se te pasa … me lo ha dicho Onintza, y si lo dice ella ….


RECETA:

- Poner 25 cl. de leche en una cazuelita y añadir 50 gr. de azùcar. Cuando empiece a hervir meter un puñado de hojas y flores de menta y dejarlo en infusiòn por 10 minutos.

- Entre tanto mezclar 3 yemas de huevo con 50 gr. de azucar hasta que la mezcla esté suave y esponjosa. Volver a poner la leche en le fuego y cuando esté por empezar a hervir, quitar la menta y verter dentro el compuesto de huevos y azùcar. Mezclar sin interrupciòn mientras se cuece teniendo cuidado de que no hierva.

- Quitar del fuego, añadir 12 cl. de nata liquida, mezclar bien y verter el compuesto en una heladera al menos por 40 minutos. Si quien no tuviera una heladera, como es mi caso, …. poner la masa en un contenedor, meterlo en el congelador y sacarlo cada media hora para batirlo con un batidor de varillas. Haremos asì hasta que se consiga la consistencia del helado.

- 5 minutos antes de que el helado esté listo se pueden añadir gotas de chocolate. Bastan 50-60 gr.

LANDABERRI 19

FLORES DE CALABACIN A LA ROMANA

Coger las flores temprano por la mañana. Tened en cuenta que estas flores son muy madrugadoras y si a las 6.00 de la mañana estàn abiertas hacia las 10.30-11.00 se cierran y entonces es màs difìcil rellenarlas sin romperlas.

- Lavar en agua frìa y secar. Quien lo desee puede quitarles el pistilo, tendrà màs espacio a la hora de rellenar. Yo no lo quito. Està bueno.

- Trocear la mozzarella en cuadrados. Coartar las anchoas en salazòn, tantas como se desee, y rellenar las flores haciendo mucho cuidado. Cerrar y meterlos en el frigo hasta el momento de freirlos.

- A la hora de comer, preparar la masa: un poco de harina + agua frìa + aceite + sal. Tiene que ser bastante sòlido para que no se resbale de las flores.

- Freir y comerlas calientes..

En Italia les encantan estas flores. Se venden en los mercados y un ramillete de una decena de estas flores cuesta entorno a 1 euro.

¡¡ Son de verdad buenìsimos !!

arte efimera

… también la jardinerìa es un arte efimera: es el esfuerzo espiritual de la busqueda de la belleza y de la perfecciòn a travès del cuidado, la reproducciòn y la colocaciòn en el espacio de plantas segùn un ideal estètico, finalizado a alcanzar un estado de contemplaciòn, de lirismo y de exultaciòn donde se funden el pensamiento y los sentidos.

El jardìn comunica emociones ininterrumpidamente porque los elementos vivos que la constituyen estàn en continua transformaciòn. Y provoca sensaciones multisensoriales porque en èl incurren colores, luces, perfumes, ruidos y elementos atmosfèricos. I

El trigo ha sido el inicio.

Para una parte del mundo el trigo ha significado el inicio de una grande civilizaciòn, la acumulaciòn de riquezas y el cultivo de la belleza en todos los campos. Por primera vez, gracias al trigo, la poblaciòn se ha saciado y ésto ha ayudado a inculcar una perspectiva de futuro y de eternidad en la mente de la gente. Desde entonces las personas viven proyectadas hacia el futuro.

Tambièn en Cerdeña ha ocurrido asì. El cultivo del grano en Cerdeña se remonta a miles de años atràs y su territorio abunda de vestigios arqueològicos de fastuosas civilizaciones de èpocas diversas a los que no se sabe dar un relato…

Ahora decidme, ¿desde hace cuanto se sigue haciendo ininterrumpidamente el pan decorado sardo el llamado su pani pintau? ¿Podeis imaginar lo antiguo que tienen que ser este arte efimero cuya materia prima son la harina y el agua?

Mi vecina la Sra. Aurora Lai es la autora de este pani pintau hecho en mi honor (palabras suyas), a forma de “A”, la inicial de mi nombre. Una obra bellìsima, un trabajo arduo, enfàtico, complejo, infinitamente delicado con riquisimas y alegres decoraciones inspiradas en una naturaleza exuberante … Y cuando uno se detiene a admirarlo se imagina como su elaboraciòn puede aumentar la paciencia y reforzar la voluntad del artista. Ya lo dice el budismo zen ” cualquier esfuerzo cotidiano transciende su esencia material para encarnar una manifestaciòn espiritual que se queda reflejada en el movimiento y en el paso ritual del tiempo”.

El artista que trabaja sobre el arte efimero abandona el sueño de la propia inmortalidad pero contribuye en la perpetuaciòn, sobrevivencia y continuidad del arte efimera en cuentiòn como su guardian y divulgador hasta que da el relevo.

Son piezas fugaces pero no por esto renuncian a una vocaciòn de perfecciòn estètica.

LANDABERRI 18

y para dormir bien …..

Infusiòn de Amapola PAPAVER RHOEAS :

- Mientras se lavan los pétalos de amapola en agua frìa, poner medio litro de agua a hervir + 50 gr. de azucar. Dejar que se derrita.

- Apartar el agua del fuego y poner 50 gr. de pétalos en infusiòn + el zumo de medio limòn. Si se usan pétalos de amapola desecados bastan 20 gr.

- Dejarlo en infusiòn por unos diez minutos y filtrar con un colador. Està lista.

Se puede beber caliente que frìa.

Es muy beneficiosa por su efecto sedativo, calma la excitaciòn nerviosa y para el que sufre de tos nocturna,  si se la bebe antes de acostarse se le asegura un sueño tranquilo.

Ardauli

ci siamo inoltrati nella natura e mentre avanzavo in mezzo a piante e a fiori di mille colori che mi arrivavano fino su al naso, mi sentivo dentro a un territorio incantato …

In gita ad Ardauli con E. e tanti amici, alla scoperta dei DOMUS DE JANAS, loculi scavati nella roccia, antichi resti di uno dei tanti misteriosi popoli che sono vissuti sulla Isola di Sardegna …. Non dovete pensare però a una caverna. Le Domus de Janas sono degli spazi accuratamente scolpiti nella roccia con molta finezza ed eleganza, con grande maestria e arte. E all’interno, policromati.

Quando si va a visitare qualcuna delle centinaia e centinaia dei sorprendenti resti archeologico di Sardegna prima di tutto si rimane sbalorditi perche uno si accorge di essere davanti a una opera di arte che li prende l’anima e lo scaraventa da qualche parte nel universo in mezzo alle stelle. La opera di arte eccita una fibra che c’é in noi e che ci collegato a tutto il resto dell’universo e a Dio facendo scorrere dentro energia a fiumi. Quando atterri da questa specie di viaggio astrale da cui torni un po ansimante perche ti dimentichi anche di respirare, ti guardi in torno e sollevi le spalle perché non ci sono risposte a domande come < chi erano? quando sono vissuti ? quale era la loro filosofia? cosa li preocuppava e quali erano le loro certezze?

Dopo essere stata in questo luogo così incantevole, splendido, fatato posso dire una cosa: era una società molto raffinata, una società di artisti. Non solo per come sono state scolpite le rocce ma anche perche tutto in torno si intuisce della esistenza di un bellissimo giardino, effervescente, erotico e gioioso. Persone che ci tenevano molto a vivere in mezzo alla bellezza !! E chi sa se erano di quelli che poi, in quella bellezza riconoscevano il bene ….

Grazie E. e grazie tutti ….. Un viaggio che mi ha profondamente emozionato.